Beneficios del agua de jengibre

El jengibre, la raíz de la planta Zingiber officinale, se originó en Asia y se ha utilizado como especia y hierbas medicinales durante miles de años. El agua del jengibre, o el té del jengibre, se hace hirviendo la raíz fresca del jengibre en agua, después enfriando y forzando el líquido. Aunque es más a menudo considerado un tratamiento para el malestar digestivo, el jengibre puede tener la clave para numerosos beneficios para la salud.

Alivio de las náuseas

A lo largo de la historia, el jengibre ha sido ampliamente utilizado para aliviar las náuseas. Es comúnmente utilizado para prevenir el mareo. Se ha utilizado como tratamiento para náuseas y vómitos asociados con una variedad de condiciones, incluyendo quimioterapia y embarazo. Un estudio publicado en “Support Care Cancer” en julio de 2012 señaló que la administración diaria de suplementos de jengibre redujo significativamente la náusea inducida por quimioterapia severa en pacientes con cáncer.

Efectos antiinflamatorios

Beber agua de jengibre puede ayudar a disminuir la inflamación, hinchazón de las articulaciones y el dolor experimentado en condiciones como la osteoartritis y el reumatismo. Un artículo publicado en “Journal of Medicinal Food” en el número de verano de 2005 señaló que durante los últimos 25 años los científicos han proporcionado apoyo científico para la creencia de larga data de que el jengibre contiene potentes propiedades anti-inflamatorias.

Propiedades antioxidantes

El jengibre es una fuente de antioxidantes. Los antioxidantes son sustancias poderosas que protegen su cuerpo contra los radicales libres, que son moléculas inestables que pueden causar daño a las células sanas. Un artículo publicado en “Journal of Agricultural and Food Chemistry” en julio de 2010 señaló que los resultados de un estudio realizado sobre la composición y el poder antioxidante del jengibre reveló que el jengibre fresco y seco contienen poderosos antioxidantes. Los resultados sugieren que el jengibre puede ser utilizado como fuente de antioxidantes naturales en los alimentos.

Puede proteger contra el cáncer

El agua de jengibre puede ser eficaz para ayudar a prevenir e inhibir el crecimiento del cáncer. Los mecanismos responsables son las sustancias en el jengibre, incluidos los antioxidantes, que han demostrado matar y disminuir la propagación de sustancias cancerígenas en el cuerpo. Un artículo publicado en el “British Journal of Nutrition” en febrero de 2012 señaló que el jengibre tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes y se ha observado que frena la propagación de ciertos cánceres, lo que indica que el jengibre puede desempeñar un papel prometedor en la prevención del cáncer.